Bioneuroemoción Bizkaia.


Luis Javier Lorenzo Tlf 686732282

 MÁSTER 4 años en Psicosomática Clínica y humanista, Máster en Hipnosis Ericksoniana, Psicogenealogía, Transgeneracional, Numero Biología base 9 y 22, formado por el Dr. SALOMÓN SELLAM precursor de la Bioneuroemoción .
DIPLOMADO en BioneuroemociónBiodescodificación desde el año 2011 por ENRIC CORBERA.
Conocimientos de medicina tradicional china y técnicas integrativas del desarrollo del ser humano. CON MÁS DE 8 AÑOS DE EXPERIENCIA Y ACOMPAÑAMIENTOS TE OFREZCO:

La posibilidad de conocer y resolver los orígenes emocionales de tus síntomas .Resolver relaciones con la tus padres, hijos, pareja a través de la Psicogenealogía asi como tu lugar y plaza en la familia . Conocer los orígenes Psicoemocionales Transgeneracionales de tu árbol genealógico. Aprender los patrones inconscientes que condicionan tus experiencias vitales, resolver los conflictos paterno filiales que afectan las salud de nuestros hijos.

¿COMO TE PUEDO TE AYUDAR?…

Sesiones individuales personalizadas adaptadas a tu síntoma.

Hipnosis regresivas , para fobias , alergias , síntomas físicos y psíquicos. Tratamientos con par biomagnetico. Sesiones por skype, videollamada Charlas, espacios de encuentro grupal

PUEDES ENCONTRARME

En Euskadi: Bilbao y San Sebastián Otras ciudades Pamplona, Avilés, Madrid Tlfs – 686732282- 94 449 38 19

MAIL : bilboneuroemocion@gmail.com

FACEBOOK:
https://www.facebook.com/BilboNeuroEmocion

Si quieres saber los orígenes  de esta técnica. Haz click aquí

Desórdenes amorosos, conflictos emocionales o ¿conflictos bio-lógicos?

pareja-posible

Cuando existen problemas de relación de pareja, de sexualidad, de entendimiento podemos estar frente a un “desorden amoroso”. El origen de un desorden amoroso puede estar antes o después del nacimiento.

Antes del nacimiento, nos referimos al Transgeneracional y al Proyecto Sentido, después del nacimiento es psicología freudiana.

Cuando el origen viene antes del nacimiento quiere decir que hay un programa, un mensaje familiar de amor imposible o difícil, es algo que no nos pertenece.

Si existe un desorden amoroso hay que investigar:

Pequeña infancia de 0 a 7 años, Proyecto Sentido, Transgeneracional, y también nuestra biología, por encima de nuestro programa biológico tenemos nuestro programa psicológico. Nuestra infancia nos condicionará toda nuestra psicología. Las relaciones humanas que establezco a los 50 tienen relación estrecha con las relaciones que tenía yo en mi primera infancia en mi entorno familiar. Freud puso atención en este aspecto.

 Los programas siguen activos mientras son inconscientes.

Cuando era pequeño hice transferencia sobre mi padre, madre, hermano….y voy a estar buscándolos toda mi vida. A veces los encuentro a la primera o bien lo buscaré constantemente.

Lo mas importante es detectar gracias al árbol genealógico con quien me identifiqué cuando era pequeño, si era mi padre, madre, hermano para que las relaciones de hoy en día me permitan tomar distancia cuando aparezca algún problema, ya que mi pareja me vuelve a conectar con ese personaje

En el 50% de los casos la hija va a buscar a su padre

En el 50% de los casos es el pequeño que busca a su madre

Pero hay otros casos, el Edipo o Electra invertido…niño que busca a su padre o niña que busca a su madre, búsqueda de los abuelos, (muchas veces esto se detecta en relaciones donde existe mucha diferencia de edad).

 EJEMPLO

Mujer, vive sola, tiene pareja de vez en cuando pero nunca se compromete, no invierte en relación larga, rechaza ofertas de matrimonio, no quiere tener hijos.

Su abuelo tuvo una primera mujer que muere a los 25 de tuberculosis, sin hijos.

2 años más tarde se casa de nuevo con otra mujer que supera los 30 y que también muere al poco tiempo.

Ella es la yaciente de esas dos mujeres que murieron después de casarse… Ella tiene un programa grabado “casarse significa morirse”.

 EJEMPLO

Mientras está embarazada su marido la engaña.

El hijo llevará este mensaje “Hacer el amor es engañar”, por eso no hago el amor ni tengo parejas. Mensaje contradictorio que proviene del Transgeneracional o del PS.

 

Las historias de amor más bonitas, son las de gemelos simbólicos, y son los flechazos con electricidad ( Romeo y Julieta)

Cuando hay un “flechazo con electricidad”, suelen ser gemelos simbólicos por fechas o es que ha habido un verdadero gemelo que se ha marchado.

Un motivo puede ser, el síndrome del gemelo evanescente, son embarazos que empiezan siendo gemelares pero uno de los embriones desaparece a las pocas semanas de gestación. Ahora se sabe que esto ocurre con mucha frecuencia. Se calcula que en total 1 de cada 8 personas ha convivido en el útero materno, con un gemelo.

En estos casos existe una pulsión de por vida a buscar a nuestro “gemelo perdido”. Es como si se encontrasen dos inconscientes que ya se conocían y que cuando se ven reconocen esta energía. La electricidad puede ser bilateral o unilateral, el que recibe la electricidad es el que está involucrado… Para el inconsciente es un incesto simbólico. Es como si se mantuvieran relaciones dentro de la misma familia. En algunos casos son amores intensos que duran toda la vida, en otros, una vez se tienen hijos, inconscientemente el incesto está consumado y poco a poco la relación se apaga. No entendemos porqué, a pesar de querer mucho a nuestra pareja, ya no sentimos deseo por ella.

 Todo lo que impide hacer el amor tiene que ver con los desordenes amorosos.

Los incestos amorosos, se pueden manifestar en ciática, problemas de erección,  cándidas, herpes etc…

Si al leer el texto has sentido que puedo ayudarte a comprender y resolver tus dificultades en las relaciones de pareja, puedes llamarme

Luis Javier Lorenzo

Teléf. 686.732.282

Bilbao – Bizkaia

El estudio del árbol genealógico: Transgeneracional y Biología

transgeneracional legado familiar

La Psicogenealogía (estudio del Árbol Genealógico) parte de la premisa de que determinados comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación e impiden al sujeto autorrealizarse, por lo que para que un individuo tome consciencia de ellos y se pueda desvincular de los mismos es necesario que estudie su árbol genealógico. Podría decirse, que en ocasiones estamos “poseídos” por nuestras familias, particularmente las relaciones con nuestros padres juegan un papel fundamental en la formación de la psique del individuo, por lo que resulta imprescindible desatar esos “nudos” con el pasado, e ir descargando el peso de las experiencias de vida que no nos corresponden.

El árbol está vivo dentro de mí. Yo soy el árbol. Yo soy toda mi familia. Nadie tiene problemas individuales porque toda la familia está siempre en juego. El inconsciente familiar existe. Desde el mismo momento en que alguien toma conciencia de algo, hace

que todos los suyos también la tomen. Ese alguien es la luz. Si uno hace su trabajo, todo el árbol se purifica.

Alejandro Jodorowski

El árbol genealógico es a la vez nuestra mayor trampa y nuestro tesoro más preciado. Trampa que lleva a traicionarnos a nosotros mismos por quedarnos apegados fielmente a contratos inconscientes. Tesoro que nos engendra y nos da la posibilidad de vivir desarrollando la conciencia.

Trabajamos con un organismo vivo. El árbol genealógico no es un fósil enterrado, vive y se transforma constantemente con cada nueva generación y es por esto por lo que no utilizamos una técnica que serviría para la fabricación en serie. La psicogenealogía de Jodorowsky plantea una forma de trabajo artística.

Los condicionamientos emocionales y de conducta grabados por nuestro linaje en nuestro inconsciente personal, el yo más desconocido y misterioso, determinan nuestra postura frente a la vida y conducen nuestros actos irremediablemente a repeticiones de patrones dolorosos en distinto ámbitos personales, de los que difícilmente podemos escapar. El análisis psicogenealógico de nuestro propio árbol, nos devela las causas originales que desencadenaron esos patrones. Su visión y comprensión ya de por sí resulta sanadora pero podemos dar un paso más hacia la superación de esas hirientes rutinas que nos privan de vivir en su plenitud y conciencia.
   

Marianne Costa

La genealogía es un lenguaje de precisión matemática, un sistema de repeticiones con fechas, enfermedades, muertes, situaciones, nombres: mapas neurológicos que se recorren y transmiten de generación en generación.

Somos portadores de los conflictos no solucionados de nuestro árbol y eso se manifiesta en nosotros como expiatorio haciéndonos sufrir, impidiéndonos amar, tener relaciones sexuales, realizarnos… ser felices, en definitiva. La memoria de nuestro árbol genealógico está siempre presente.

Con frecuencia los padres proyectan sus imágenes o deseos sobre sus hijos, en lo que se llama proyecto parental. Con él nos imponen sutilmente un papel, una personalidad y, en última instancia, un destino al que debes adaptarte para no ser rechazado por el clan.

A veces para explicar un gesto que hacemos, una actitud o un dolor, es necesario remontarse a casi cuatro generaciones. Hay elementos que vamos repitiendo.

Para imponernos ese destino usan el lenguaje no verbal propio de cada familia, hecho de miradas, silencios y gestos. Y en ocasiones, incluso aparecen las órdenes literales como: “serás un fracasado”. Cuando se desentrañan los secretos subliminales del árbol, las fechas de nacimientos, enfermedades, muertes o matrimonios, aparecen sorprendentes correspondencias. Comienzan a reafirmarse los lazos sutiles que la mente establece con quienes nos rodean. Si somos capaces de transformar nuestro mito familiar, también cambia el Universo. El bien que hagas, como dice la Biblia, repercutirá en mil generaciones.

Cristóbal Jodorowski

Todo está en el árbol genealógico, por tanto debemos investigar en el árbol familiar. Esta metodología tiene su base en que todos los problemas provienen de nuestros antepasados. Nosotros somos nuestra familia completa, andamos acarreando a nuestros ancestros, tenemos en nuestra espalda su historia, y esa historia está viva y se manifiesta en distintas circunstancias, edades y generaciones.

El árbol nos condiciona de todas las maneras imaginables. Influye en todo: “estamos poseídos por nuestro árbol” hay tanto que desconocemos de nuestra familia que eso inconscientemente se mueve detrás del escenario racional y nos conduce por la vida. Nos conduce por lo que llamamos el destino familiar: Nos influye en el plano material: (económico, laboral, salud-enfermedad) en el plano emocional: (relaciones de pareja, hijos, amigos…) en el plano sexual creativo, en el plano intelectual, en fin, en todo porque venimos de un árbol, como hijos somos fruto de ese destino familiar y luego reproducimos lo mismo por inconsciencia y no lo digo como juicio, sino porque en nuestra cultura occidental no valoramos las raíces, los antepasados, no sabemos las historias completas y porque en todas las familias hay secretos.

Sanamos el árbol realizando lo que somos auténticamente. Haciendo nuestro destino personal. Echando luz en nuestras raíces, conociendo nuestro árbol familiar, para eso es la psicogenealogía. Y luego hay que resolver: para eso es la psicomagia.

 Gabriela Rodríguez 

“En cada generación, los nuevos miembros de la familia se ven obligados a no ser lo que son (individuos que desarrollan su consciencia, obedeciendo las proposiciones del futuro) y a ser lo que el clan quiere que sean (individuos que obedezcan los límites impuestos por el pasado, sacrificando sus sueños).

Los padres así reprimidos provocan en sus hijos un conflicto doloroso: queremos que te realices, que obtengas lo que nosotros no pudimos obtener, pero si así lo haces, vas a destronarnos, a atentar contra los principios del clan. Te hemos amado porque eres como nosotros: si te diferencias dejaremos de amarte.

Todos los objetos que nos rodean influyen en nuestra vida de una manera positiva o negativa. El inconsciente da un significado simbólico a cada cosa, en nuestro espíritu ellas adquieren una forma de vida. Actúan como llaves que abren viejos traumas haciéndolos derramar el dolor reprimido, aunque con “buenas intenciones”, nuestros padres y educadores nos adjudicaron definiciones negativas.

Estas perduran durante muchos años impidiéndonos desarrollarnos con placer, cuando unos padres exigen al pequeño que se comporte como un adulto, lo carga de responsabilidades, de sus propios problemas, le quita tiempo y espacio para jugar, le impide vivir su niñez con plenitud, está robándole la infancia y cometiendo un abuso en toda regla, actuando de esta manera infantil, convierten a sus hijos en adultos antes de tiempo.

La pesada responsabilidad que les echan encima, les impide desarrollar la actividad más importante para un infante: poder jugar. A causa de esto, crecen reprimiendo una constante tristeza: no se saben entretener. Lo único que saben es adquirir responsabilidades, olvidándose de ellos mismos y repitiendo una y otra vez la historia familiar.

 Alejandro Jodorowsky

jung-transgeneracional biodescodificacion bilbao bioneuroemocion

Si crees que puedo ayudarte con el estudio de tu árbol genealógico, puedes ponerte en contacto conmigo

Luis Javier Lorenzo

Telef. 686.732.282

Bilbao – Bizkaia